Hablar de autoestima es muy común entre la gente, muchas veces se ve a alguien presumido y se dice que tiene una autoestima alta, se ve a alguien deprimido y se dice lo contrario que tiene baja autoestima, pero ¿realmente una persona presumida tiene autoestima alta? Para responder esta pregunta primero debemos ver que es tener una adecuada autoestima, la autoestima es la capacidad que tenemos los seres humanos de aceptarnos, de valorarnos aún con defectos y debilidades. Por tanto una persona presumida no puede tener una adecuada autoestima, puesto que si uno se conoce y sabe sus logros y sus debilidades no debe estar presumiendo de ellos, de igual manera una persona con autoestima adecuada también puede pasar por períodos de depresión sin que esto signifique necesariamente problemas con su autoestima.

No existen recetas mágicas para formar una adecuada autoestima sin embargo a continuación se verán algunos pasos a seguir para fortalecer el proceso de desarrollo de la misma

Es importante revisar cada una de las etapas de nuestra vida, dar un repaso a nuestra biografía, para así saber que hechos o acontecimientos han marcado nuestra personalidad actual y han hecho de si la persona que es, existen acontecimientos que ante los ojos de los demás no son relevantes, pero que fueron tan significativos que aun actualmente surten efecto en la vida, las personas aprendemos a amar en nuestra casa, si el amor que veíamos allí era posesivo, asfixiante, agresivo, esa misma actitud vamos a tener cuando nos enfrentemos al amor de pareja, si en cambio vivimos de niños un amor pacífico, agradable y protector de esa misma manera vamos a amar, si encontramos hechos o acontecimientos negativos en nuestra vida podemos empezar a reflexionar acerca del efecto que ellos han producido en nuestro ser actual, y de esta manera haciéndolos concientes es posible modificarlos

Ejemplo: Juan esta teniendo problemas en su relación de pareja, su novia dice que el vive celándola permanentemente y que no confía nunca en ella, Juan no sabe qué le produce ese temor en su vida, pero empieza a revivir su propia historia y descubre que en su pasado su mamá le fue infiel a su papá hecho que causó mucho dolor en su casa, su mamá abandonó el hogar, dejando en Juan un vacío afectivo muy grande, Juan encuentra este acontecimiento y lo hace conciente, considera que es muy importante sanar este dolor para mejorar su relación de pareja, pero que quizás solo no puede hacerlo, toma la decisión y acude a un terapeuta para reflexionar acerca de esta situación y cambiar su patrón de comportamiento afectivo.

Pasada la etapa inicial de resolver los fantasmas del pasado, viene un proceso en el que la persona necesita ser consciente que para amarse debe conocerse, de esta manera elabora una lista de sus cualidades y defectos, estos deben ser físicos, espirituales y de personalidad, una vez haya realizado este proceso debe empezar a buscar alternativas para mejorar las cosas que considera defectos, es decir si se considera una persona malgeniada, de que manera puede mejorar su actitud y ver las cosas de una forma más positiva. También debe considerar que cosas dependen de si mismo para mejorar y que otras cosas esta fuera de su alcance.

Ejemplo: Laura se encuentra inconforme con su aspecto físico, considera que es una persona fea y desagradable para los demás, así que determina aislarse para evitar que la gente vea sus defectos, elabora la lista de características negativas y positivas, obviamente encuentra mas negativas que positivas por su estado actual, pero se decide a empezar a trabajar en las cosas que no le gustan de si misma, determina que no le gusta su cabello, pero se dedica a cuidarlo con más esmero y a estar más pendiente de el, luego determina que quisiera ser mas delgada e inicia un programa de ejercicios saludables y mejora su alimentación, descubre también que hay aspectos de sí misma que no va a poder cambiar como el tamaño de sus orejas o su nariz, pero decide que teniendo en cuenta los demás aspectos que si puede cambiar de su apariencia se va a sentir mucho mejor y va a aprender a aceptarse y a proyectar su belleza interior.

Una persona que no tiene un plan de vida, generalmente va sin rumbo, como un barco a la deriva, los seres humanos tenemos que elaborar con anticipación el futuro que queremos tener, por tanto es menester preguntarse como se quiere vivir en los próximos 10 años, y generar diversas estrategias que permitan llegar a ese estilo de vida proyectada e idealizada para mi, esas metas deben ser realistas pero optimistas, es decir, debemos darnos cuenta cual es el sueño que buscamos pero también debemos saber si estamos dispuestos a luchar por ese sueño.

Ejemplo: Adriana inicia su proyecto de vida diciendo quiero ganarme la lotería en 10 años y ser millonaria, esa no es una meta clara ni real, las posibilidades que ella logre esa meta son una 1 en un millón, debe colocar metas que dependan en un gran porcentaje de su esfuerzo propio y de su lucha por alcanzar sus objetivos.

Tener una adecuada autoestima es un proceso de cada día, es un proceso porque no es estática, porque día a día nos vemos enfrentados a realidades que hacen que nuestra vida cambie, duelos, pérdidas, abandonos, alegrías, logros, que hacen que los cimientos que creíamos sólidos se debiliten y debamos cuestionarnos de nuevo, es por eso que debemos estar evaluándonos permanentemente y viendo que aspectos de la vida puedo mejorar

María del Pilar Pinzón Rueda